Categorías
Blog

¿Por dónde empiezo?

¿Por dónde empiezo?

¡Cada cabeza es un mundo! Si no sabés por dónde empezar, acá te sugerimos cuál de nuestras variedades de shampoo y acondicionadores se adaptan mejor según cada tipo de pelo.

Cabello seco/dañado o con frizz: Si te teñís frecuentemente, tenés el pelo seco y quebradizo, tu shampoo es Flower Power.

Cabello equilibrado: Si tu pelo no se engrasa fácilmente, si no te has teñido nunca o lo hacés con muy poca frecuencia, podés usar el Magic Lavender o Green Vibes.

Cabello mixto: Es similar al equilibrado, pero tiene tendencia a engrasarse de manera irregular (se engrasa en la cabeza y las puntas están secas o normales). El Citrus es el shampoo que te va a dejar el pelo en óptimas condiciones.

Cabello graso: Si tu pelo es muy graso, normalmente necesitás lavarlo todos los días o sólo te dura limpio por un día o día y medio, probá el Maravillosamenta.

Cabello debilitado: Si necesitás fortalecer el cabello desde la raíz, probá Green Vibes, que además tiene ingredientes que ayudan a combatir la caspa y la caída.

No me llevo bien con los shampoo comerciales. 100% Nude es nuestro shampoo más universal. Está formulado para dar un extra de suavidad, con avena que es calmante del cuero cabelludo y aceites muy delicados con la piel.

¿Y el acondicionador?

Estamos acostumbradxs al dúo inseparable: Shampoo + acondicionador. Lo cierto es que no todxs necesitan acondicionador. Una vez que tu pelo recobre su fuerza y salud natural o si no está muy maltratado, podés prescindir del acondicionador o usarlo esporádicamente. Si sentís que necesitás acondicionador, te contamos cuál de nuestras dos variedades podés elegir.

Necesito un poco de humectación y sobre todo brillo, suavidad, elasticidad y facilidad para desenredar: Probá Spirulina. Este acondicionador está formulado para uso frecuente, con una fórmula liviana y súper efectiva.

¡Auxilio! ¡Necesito extra nutrición! Si tu pelo es muy seco, quebradizo, fino y necesitás darle más nutrición, el acondicionador Coco & Cacao lo van a transformar en un pelo con brillo, peso y súper nutrido. Las propiedades de la manteca de cacao y los aceites harán que notes la diferencia desde el primer lavado. Tip: Si lo dejás actuar por unos 10 minutos y después enjuagás, te sirve como baño de crema y es una bomba de nutrición!

Si tenés pelo muy graso, mejor optá por Spirulina para el uso frecuente.